miércoles, 30 de enero de 2019

Las 12 experiencias sexuales que hay que tener antes de morir


Uno de mis blogs favoritos se llama The Frisky (“La Jugetona”). Aparte de mantenernos actualizadas sobre la farándula hollywoodense, que es mi placer culpable de vez en cuando, también da consejos de sexo, sobre cómo sobrevivir el mundo del “dating” y la vida en pareja, con una perspectiva bien actualizada, llena de ironía, sarcasmo y humor.

Hace poco encontré una nota que creo que merece una versión en español. Aquí va, con una traducción resumida e informal mía, no literal, con el afán de mantener el espíritu de la nota.

  1. Sexo Hot con un extranjero (por algo terminé viviendo en Chile): Apenas puedes pronunciar su nombre, pero encuentras que habla bonito. Da lo mismo si es que viajaste tú o viajó él, si se da la oportunidad, tómalo. Puede que sea tu única oportunidad de ver un caminito del amor rubio, o una circuncisión.
  2. El P grande: Para enfrentar el mito y no quedar con la duda sobre si es que el tamaño importa o no, para saber cuánto es muy grande, o muy pequeño. Para recordar cómo era ser virgen, y alardear frente a las amigas.
  3. Sexo malo: Ese sexo que te hace querer ducharte cuando termina. Te va a ayudar a apreciar el buen sexo, y hasta el mediocre.
  4. Sexo enojado: Ya sea que te enojaste por algo, o porque te enojaste con alguien en el trabajo y te quieres desquitar con él, la rabia es un buen afrodisiaco. Todos ganan.
  5. Sexo con estrella de rock/DJ/artista/surfista/deportista/fotógrafo: Ser la musa de alguien, sentirte sexy e inspiradora. Al rato, eso sí, te vas a sentir barata. Pero será una buena historia.
  6. Por Detroit: Es importante saber si lo anal es para ti. Trata de conversar con alguna amiga con experencia o informarte para que no sea traumático la primera vez. Después de un periodo prudente de prueba y entrenamiento, hazlo.
  7. 2 chicas son mejores que 1: No necesariamente sexo, pero al menos un Katy Perry y darle un beso a otra niña. No cuenta si es que lo haces para atraer a un mino, mejor lo haces en privado. Hay algo en tu sexualidad, un nivel de comprensión que sólo se deduce de la experiencia con otra mujer, sin importar qué tan heterosexual eres.
  8. A lo Lolita: Ya sea con un hombre mayor o menor, 40 ó 20, es bueno tener la comparación. Probar de todas las edades, te va a ayudar a entender mejor a los hombres en general.
  9. D por Dominatrix: Mujer arriba. Dominar la experiencia sexual, estar en control, haciendo y obteniendo lo que quieres. Si involucra látex, puntos extras para ti.
  10. Volar solita: Hazlo tú misma, hermana. Empodérate, porque así aprenderás lo que te gusta y cómo lograrlo. Actualízate con la tecnología vibradora, o como sea, pero aprende para poder enseñarle a tu pareja cómo te gusta.
  11. No se le paró: A veces es porque tomó mucho, o porque está desconcentrado. Por cualquier razón, a veces no resulta, y tienes que aceptarlo. Es bueno que lo experimentes para que enfrentes inseguridades y sepas cómo reaccionar para que él no se sienta mal. Y aprovecha de celebrar que las mujeres no tenemos ese tipo de presión.
  12. El Indicado: Pensabas que lo era, pero no. Te rompió el corazón y crees que nunca vas a tener sexo así de bueno. No te preocupes, cuando encuentres una nueva pareja, vas a saber que la experiencia te hizo más fuerte.

Algunas son bien osadas y tener como meta cumplir las 12 es poco realista y, en algunos casos, poco recomendable, pero creo que cada una puede sacar un par de ellos para armar su propia lista.