miércoles, 23 de enero de 2019

Cirugía de la obesidad y Síndrome de Wernicke



En un artículo publicado en la revista Neurology del mes de Marzo de 2007, miembros del Departamento de Medicina Interna de la Wake Forest University, en Winston-Salen, Carolina del Norte, EEUU., se proponen caracterizar los hechos clínicos, los factores de riesgo, hallazgos radiológicos y pronóstico del sindrome de Wernicke que se presenta en el periodo post-operatorio de algunos pacientes operados para reducir su peso corporal (cirugía de la obesidad).

El síndrome de Wernicke es una alteración del encéfalo (encefalopatía de Wernicke) definida por la presentación de 3 hechos clínicos característicos:

  • Estado de confusión mental.
  • Ataxia (incoordinación de movimientos).
  • Nistagmus (contracciones espasmódicas de los músculos del globo ocular que producen movimientos involuntarios en varios sentidos).


A la conjunción de estos 3 hechos clínicos se le conoce como triada de Wernicke. El estado de confusión suele acompañarse de pérdida de memoria. Cuando este síndrome se presenta en los ancianos se corresponde genéricamente con una demencia senil.

Para realizar este estudio los autores han llevado a cabo una búsqueda sistemática en las principales bases de datos disponibles de las publicaciones en las que se relaciona la encefalopatía de Wernicke con la cirugía de la obesidad.

Los resultados de esta búsqueda han sido los siguientes: Se encontraron 32 casos (27 de ellos en mujeres) del síndrome de Wernicke cuya presentación clínica ocurrió entre 2 semanas y 18 meses después de la operación quirúrgica. (fuente)

La mayoría de los pacientes que presentaron vómitos persistentes (n=25) en el periodo postoperatorio desarrollaron la triada del síndrome de Wernicke (n=21).Otros complicaciones neurológicas fueron:- afectación del nervio óptico, - edema de la papila óptica, - sordera,- crisis epilépticas, - debilidad motora y - neuropatías periféricas.

Estudio de resonancia nuclear


En el estudio con resonancia nuclear magnética se demostraron, sólo en algunos pacientes, señales de intensidad excesiva en el núcleo dorsal y medial del tálamo óptico.

La conclusión de los autores es que la encefalopatía de Wernicke ocurre, por lo general, entre 4 y 12 semanas después de la operación, de modo especial en mujeres jóvenes que vomitan persistentemente en el periodo postoperatorio.

El diagnóstico se establece sobre la base de los hechos clínicos, ya que en la mayoría de los pacientes los datos proporcionados por la resonancia nuclear magnética son normales. La mayoría de los pacientes fue tratada con vitamina B1 por vía parenteral, y se recuperaron totalmente. Sin embargo, en algunos quedaron algunos defectos neurológicos residuales como pérdida retrógrada de la memoria, problemas con la memoria, ataxia persistente, nistagmus y neuropatía periférica.