domingo, 23 de septiembre de 2018

Saliendo de la rutina de pareja


Para aquellos que por desgracia no tiene la oportunidad de irse de vacaciones o al menos de pasarse por la piscina, hay otros sitios donde podéis hacer el amor y salir de la rutina.

Especialmente si vives en ciudad y miras a tu alrededor, podrás descubrir gran cantidad de sitios que normalmente ves y que nunca los habías imaginado como niditos de amor. Si no me crees, ahora te enseñaré algunos ejemplos.

El parque, amor entre la naturaleza

Seguro que cerca de donde vivís hay una gran cantidad de parques y seguro que en alguno de ellos hay algunos lugares algo más ocultos a la vista de todo el mundo.

Puedes hacerlo por la noche y aprovechar la oscuridad y la menor cantidad de gente o puedes hacerlo por el día, pero tienes mucho riesgo de ser descubierto.

Procura ponerte una falda para disimular y elige el césped o los bancos según tu preferencia. Si decides tomar la segunda opción, tendrás la ventaja de que puedes simular que estás simplemente sentada encima de él.

Cabinas fotográficas, inmortaliza el momento

Las cabinas fotográficas han sido desde siempre poco exploradas por las parejas y suponen una fuente de placer que podrás encontrar en cada rincón de la ciudad.
La silla les permitirá apoyarse y realizar diferentes posturas (de pie, sentados, apoyada tú con una pierna y hacer una variante del perrito…) y la cortina os dará cierta intimidad.
Y si os da morbo podéis hasta inmortalizar dicho momento. Pero ¡cuidado!, ya que la gente que pasa puede ver vuestros pies.

Armario ropero, cuando la fiesta se hace aburrida

Si estáis en una fiesta aburrida o simplemente tenéis un calentón, éste es su momento. Busca un guardarropa (si tenéis la suerte de que dicha casa tiene uno) y dentro sin que nadie los vea y… ¡a disfrutar!

El cine, sexo de película

Tanto si es invierno como si es verano, el cine es un buen lugar para mantener una relación sexual con tu pareja, por el poco riesgo que hay de ser descubiertos.
Intenta elegir siempre películas en las que no vaya mucha gente y que por supuesto no tengáis ganas de ver, ya que no tendréis mucho tiempo de verla.